<iframe width=”860″ height=”484″ src=”https://www.youtube.com/embed/Hh0FWU2Ltjg” title=”YouTube video player” frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen></iframe>

 

El maestro masón Javier Otaola, abogado y escritor, protagonizó la quinta conferencia ‘online’ de las que está organizando la Gran Logia Simbólica Española (GLSE) durante el confinamiento por el covid-19. Otaola, que fue el cuarto Gran Maestre de la GLSE (1997-2000), habló de los que, a su juicio, son los tres grandes pilares de la Masonería: la ritualidad, la reflexividad y la fraternidad, y relató cómo ha vivido (y vive) él mismo el hecho masónico: desde un punto de vista existencial. Hizo constantes referencias al autoesclarecimiento personal, a la importancia del rito y del trabajo (“lo que haces te hace”) y desde luego al librepensamiento.

 

La conferencia fue seguida en directo por más de 150 hermanos y hermanas, tanto de la GLSE como de otras organizaciones masónicas de varios países, cuyos miembros fueron invitados a participar en el debate posterior a la charla.

 

La próxima conferencia será el jueves 21 de mayo y, por primera vez, intervendrán dos personas: Eva Tabah, Gran Consejera adjunta de Exteriores de la GLSE, y Sofía Cid, Aprendiz de la Logia Sapientia Ars Vivendi de la GLSE en Salamanca. El tema será eminentemente masónico: el silencio.

 

En la presentación de esta intervención de Otaola, el Gran Maestre, Xavier Molina, anunció que, dado el enorme éxito de esta iniciativa, las conferencias ‘online’ se mantendrán cuando el confinamiento termine, indefinidamente y con periodicidad mensual.